La eterna pregunta...

La eterna pregunta...

19.10.06

El primer paso

Hoy nace este nuevo blog; es un lugar dedicado a la Filosofía, a la reflexión sobre las grandes preguntas y cuestiones que todos nos hemos hecho alguna vez y, también, un espacio para dar a conocer quiénes las meditaron antes que nosotros, es decir, los propios filósofos.

Dado que este año inicio mi etapa como aprendiz de Filosofía, creo que este puede ser un buen modo de recordar, y también discutir, todo aquello que voy aprendiendo sobre la materia y que, a mi humilde juicio, pueda ser interesante o atractivo; claro está se trata de un blog abierto a todo el mundo, de modo que cualquiera pueda opinar respecto los temas o autores tratados (de hecho, sería lo más deseable...). Sin embargo, me parece que éste será, más bien, un lugar de carácter casi personal y individual, ya que, primero, no suelo hacer propaganda de mis blogs por ningún sitio (carezco de voluntad y, además, me parece bastante chulesco), y segundo, la Filosofía no es, precisamente, una disciplina con millones de simpatizantes en este mundo en el que vivimos; se la respeta, se la quiere, sí, algunos incluso la temen, pero casi nadie está dispuesto a penetrar en sus senderos. Quizá por su supuesta complejidad, quizá porque precisa de una mente activa y abierta... .

Como es lógico, la periodicidad de los posts en este blog estará supeditada a muchos factores; aparte del aprendizaje, están por medio muchas otras cosas que este humilde
escriba desea hacer: leer, escribir, pasear, explorar, compartir, soñar y mantener despiertos los viejos anhelos de siempre... . De modo que, poco a poco, espero que este blog vaya cogiendo forma, aunque para que ello sea posible antes es necesario aprender (es decir, aprehender) la propia Filosofía.

Bien, nos aguardan largas noches y días soleados; tiempo habrá para, al menos, intentar ofrecer a quienes se desvíen hasta aquí unos retazos de la sabiduría y conocimiento (que no verdades) adquiridos por nuestra cultura humana desde los albores de su propio nacimiento.

Hasta pronto.